sábado, 20 de marzo de 2010

(gracias)

Tantas veces reviso el correo con expectativas no muy realistas. Sin embargo ayer había mucho más de lo que cabía esperar. El mensaje de Andrés D'Elia traía la foto y decía lo siguiente:

"¿Cómo se mide el dolor, la tristeza o el miedo? Me encontré a este tipo con su hijo en el final de la tarde, trataba de descolgar el barrilete con una cinta métrica. Su esfuerzo inútil revelaba la exacta dimensión de la tragedia."

Le contesté preguntándole si le parecía bien que subiera su foto y sus palabras.
Dice Andrés que está orgulloso de compartirlas con ustedes.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

qué no hacemos los padres por ver contentos a nuestros hijos.
al menos yo, hice de todo y lo seguiré haciendo mientras pueda
son mi lujo


c.

Anónimo dijo...

no se si importa. No recuperó la cinta. O si?

Miklos dijo...

Importa aquello a lo que cada uno de nosotros le damos valor. Justamente de eso se trata.

inanidades dijo...

lo fantastico de todo esto es el pez coleteando en el balde. pelearle a la fatalidad con las mismas cartas que nos llevaron a ella. como si el tren se detuviera en Villa Elisa y se negara a seguir, y uno en su asiento tratando de moverlo como a una amaca.

alejandra kamiya dijo...

el domingo le compre un barrilete a mi hijo al costado de la ruta
fuimos muy lejos para remontarlo
el barrilete subia un poco, hacia ochos, caia
mi hijo de cuatro anhos bailaba y aplaudia
cuando logre que el barrilete volara, se corto el hilo
lo vimos irse
recorrimos la zona durante horas
no podia estar muy lejos
mi hijo lloraba
por fin lo encontramos en un arbol pelado de una casa triste
despues de golpear las manos varias veces (como se hace cuando no hay timbre), salio una mujer que no se acerco a la tranquera, donde estabamos
"si queres, pasa" me dijo y volvio a meterse en la casa
mi hijo festejaba
"lo encontramos, mama"
estuve media hora mirando el barrilete a unos cinco metros de altura
mire el tronco, las ramas, busque palos, busque el hilo que se habia cortado
"vamos a casa" le dije al final a mi hijo que ya no lloraba
estaba triste
yo me acorde de esta foto

El Sudaca Renegau dijo...

Buscando una imagen de barrilete enganchando en una acacia, llegué hasta su blog. Me encantó.
Desconfíe de los chorros halagadores, porque le afanaré la foto, con enlace (por supuesto). Me encantó su blog. :)

El Sudaca Renegau dijo...

PD: está acá: http://elsudacarenegau.wordpress.com/2012/07/08/sin-titulo/