jueves, 2 de febrero de 2012

No son transparencias

¿Por qué usar película? Todavía.
Mi primera respuesta fue tan sincera como superficial: razones plásticas.
Por suerte a veces no importan las cámaras.
Supongo que muchas grandes fotos son sencillamente grandes ideas.
Pero algo ocurre con la espuma de los días.
Las fotografías digitales resultan perfectas prótesis. Memoria postiza y bella. En ocasiones frágil.
Las fotografías analógicas también se han vuelto fáciles de olvidar.
Sin embargo, permanecerán como fetiches. Aunque nadie piense en ellas.
Serán siempre pedazos de experiencia. Tan reales para los creyentes como los recuerdos o el ruido de la lluvia que escucho ahora sobre los techos de Buenos Aires.

6 comentarios:

Iñaki dijo...

Piensas hablando poemas.
Suena sabio,
y muy
muy
bueno.

Iñaki
(¿Estás boca abajo tú o yo?)

eduardo carrera dijo...

No hay abajo ni arriba!
Estamos todos dando vueltas.
Gracias Iñaki por lo que dices, otra vez.

blanco cielo nublado dijo...

Hace no mucho tiempo, encontré mientras hurgaba entre las fotos familiares, unos cartones gigantescos que tenían un papel casi blanco con apenas legibles unas figuras... "esas son fotos del 1800"-Dijo mi mamá...
Y yo volví a usar película.

eduardo carrera dijo...

Esas fotos ahora son reliquias, pero en su época también serían algo bien distinto de lo que representa una fotografía hoy, mmm. Las fotos siempre invitan a viajes en el tiempo.
Gracias, Blanco cielo nublado, y buenas fotos, sobre película o sensores.

Anónimo dijo...

sos un ser muy especial, gracias por compartir tu talento y emocion

Juan Ruades dijo...

Estetización de la prótesis. La obsesión por retener inagotables copias de nosotros mismos, de lo que fuimos y de lo que hoy somos, distraernos, confundirnos, y así evitar que el tiempo nos dome.
Hermoso texto, Edu. Abrazo.