domingo, 12 de octubre de 2008

obra


En lugar de pensar o hacer fotos, hoy domingo, por ejemplo, antes del diario iré con entusiasmo a pintar puertas. Es que no podía seguir pagando dos alquileres cada mes así que decidí hacer reformas e irme a vivir al taller, estudio o como sea que se llame el espacio donde trabajo en mis asuntos cuando no trabajo.
Ser inquilino es más importante que ser ateo o musulmán, o argentino.

6 comentarios:

eduardo carrera dijo...

a lo hecho, pecho. Y a las balas.

Marcela dijo...

....muuuuucha toleranciaaaaa y paciencia....vivir en una casa en obra no es para cualquiera...solo hay que saber visualizar el resultado final y entonces todo cobra sentido.

naturline dijo...

Fantástico blog me gusta fantásticas ilustraciones,y fantástica entrada, muchas gracias por su edición con tan buen gusto felicidades, reciba un abrazo.

Anónimo dijo...

Mudanza


A fuerza de mudarme
he aprendido a no pegar
los muebles a los muros,
a no clavar muy hondo,
a atornillar lo justo.
He aprendido a respetar las huellas
de los viejos inquilinos: un clavo, una moldura,
una pequeña ménsula
que dejo en su lugara
unque me estorben.
Algunas manchas las heredo
sin limpiarlas,
entro en la nueva casa
tratando de entender,
viendo por dónde habré de irme.
Dejo que la mudanzase disuelva como una fiebre,
como una costra que cae,
no quiero hacer ruido.
Porque los viejos inquilinos
nunca mueren.
Cuando nos vamos,
cuando dejamos otra vez
los muros como los tuvimos,
siempre queda algún clavo
de ellos en un rincón
o un estropicio
que no supimos resolver.

Fabio Morábito


para vos Eduardo
de Carmen

languidalombriz dijo...

llegué acá tratando de averiguar [despues de dias de mucho stress laboral -y otros-] quien (o qué) era cumbio, claro que jamas pensé que iba a encontrarme con un buen blog.

hermosas imágenes.

saludos!

Uno más en el mundo dijo...

Juajau! Te iba a poner algo de las mudanzas pero me encantó el post de acá arriba, buscando a Cumbio llegó a tu blog.
Muy buenas fotos hay por acá!!