viernes, 26 de diciembre de 2008

sereno



Viajo en avión, todas las noches. Pasa desde que duermo en una obra rodeado de escombros. Sueño que vuelo, que viajo entre despierto y dormido y abajo está el mar de noche . Tal vez sea el sillón, se me ocurre, que permite una posición casi horizontal. No es que haya subido yo a muchos aviones últimamente.
De día bostezo y fotografío: deportistas, actrices, frentes de casas donde matan gente; disimulo que duermo cubierto de portland en una obra que vuela.
Anteanoche la alarma hizo pedazos el avión. Casi al mismo tiempo escuché la sirena y pasos sobre las chapas (yo sólo quería ponerme rápido el pantalón). Ayer dejé la luz encendida. Y otra vez volaba por fin sobre el agua cuando empezó a inquietarme que el sol estuviese clavado siempre en el mismo punto -justo donde la lamparita, a mi espalda pero visible de algún modo para el pasajero que soy por las noches. Y aunque no volveré a dejar luces, el vuelo terminó bien: quedaba un tramo corto hasta el despertador cuando escuché un puñado de palabras que me aflojó los músculos. Estás volando hacia el Este. Juro que eso oí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

cuánto más recordas los sueños, más soñás y mas recordás
es una cadena infinita
ahora los estoy registrando en una agenda
cuando vuelvo a releerlos , no puedo creer lo que soñé. No lo recordaba para nada.
es muy sutil la materia de los sueños y se desvanece enseguida

este sueño tuyo es como un gran sueño, con muchos elementos para analizar.

saludos Eduardo

Anónimo dijo...

tengo nuevo fotolog
www.fotolog.com/gira_zules

carmen

Andrea Chacón Alvarez dijo...

Ahora entiendo todo...
Besos
Andy

Pelado dijo...

Me gustó mucho tu trabajo, tanto el de la web como el del blog. Te felicito. Abrazo.